info@dealingwithpeople.es

v

913 336 090

Conversaciones por email 

Hace 20 años todo el mundo estaba de acuerdo en que el email no era un medio adecuado para tratar asuntos sensibles como negociaciones salariales o evaluaciones del rendimiento. Sin embargo, el trabajo y las relaciones laborales cada vez son más virtuales y ya nadie se cuestiona que el email es uno de los canales de comunicación más relevantes de nuestras vidas.

Aunque aún sea recomendable limitar su uso para determinadas comunicaciones sensibles, está claro que nos podemos beneficiar de su eficacia si antes de pulsar el botón de enviar nos preguntamos ¿puedo hacerlo sin que nos veamos las caras?

Comunicarnos de manera presencial resuelve muchas dudas respecto de la intencionalidad de la comunicación.

¿Has escrito algo en un email que jamás hubieras dicho a la otra persona a la cara? ¿Has enviado información importante por email y te has quedado con la duda de si se ha entendido correctamente?

El abuso del empleo del email como medio principal de comunicación se ha convertido en la coartada perfecta para dar por concluido un encargo o tarea tan pronto como hacemos click en el botón de enviar. Las conversaciones virtuales carecen de los matices más importantes de la comunicación: las reacciones automáticas del receptor de nuestro mensaje, su expresión facial, mirada, posición frente a la pantalla del ordenador, etc.

Artículos relacionados

Me importa un bledo | DwP

Me importa un bledo | DwP

Me importa un bledoCuando preguntamos a la gente qué quieren realmente en su vida o cuál es su propósito vital, muchos responden que buscan ser felices, tener una familia que les quiera y un trabajo que les guste. En general, nos enfrentamos a ambiciones bastante...

La virtud de saber abandonar | DwP

La virtud de saber abandonar | DwP

La virtud de saber abandonarSi hay algo que simboliza el valor del abandono es el póker. Saber cuánto aguantar y cuándo retirarse es la esencia del juego. Los profesionales del póker no confían en las agallas de superar el miedo ni en perseverar en los momentos...

Fiestas de empresa; no, gracias ;) | DwP

Fiestas de empresa; no, gracias 😉 | DwP

Fiestas de empresa; no, gracias ;)La tradición nos empuja a celebrar cenas y fiestas de empresa para animar a la plantilla a interactuar en otro contexto, reconocer sus logros, recompensar esfuerzos extra o recordarles que “todos somos parte de la misma familia”. Pero...